Las palabras no se las lleva el viento si se dicen y escriben desde el corazón.

Te habrás dado cuenta de que en esta web no hay textos al uso. Podrían ser más básicos, más hemisferio izquierdo, más “esta es la fórmula del éxito y así todo funcionará genial”.

Pero estaría renunciando a mi manera, mi filosofía de vida y la razón por la que estoy aquí hoy.

Y ME NIEGO.

¡Hola!
Me llamo Andrea y soy creativa textual.

La universidad dice que soy periodista, especialista en lenguas aplicadas y traductora. A mí me gusta llamarme creativa textual. Confío en el poder curativo de las palabras y en la magia de las historias. Vivo la vida a mi manera, y así veo también la comunicación. Por eso te ayudo a que encuentres la forma de hacerlo tú misma, con la dosis que necesites de rock&love.

Y yo soy Mari RAE, queridas, la consejera textual.

Me pueden llamar ustedes consejera, jurásica textual, señora de letras, María Ramos Esperanza o Mari RAE. Vine aquí no para caerles bien, sino para ayudarles a mejorar su salud textual. Y eso, a veces, duele mucho.

No se preocupen. Aquí venimos a crecer, no a criticar.